Seleccionar página

Somos Paola y Julián y estamos casados. Años antes de conocernos decidimos que solo tendríamos relaciones sexuales con nuestr@ futur@ espos@, en nuestra luna de miel y solo después del “sí, acepto” delante del altar y de Dios.

Y aunque cada uno tuvo motivos diferentes para ello, estamos seguros que valió toda la pena el esfuerzo.

Sin embargo debemos aclarar que no llegamos vírgenes al matrimonio, ya que antes de tomar la decisión de esperar, y obviamente de conocernos,  tuvimos una vida sexual activa, como cualquier pareja normal.

Al conocer y experimentar los dos tipos de noviazgo, con y sin sexo,  nos dimos cuenta que el hecho de que algo que aparentemente sea “normal”  porque todos lo hagan no significaba que fuera lo ideal para nuestras vidas.

Decidimos empezar de ceros nuestra vida sexual ( claro que si se puede ) borrón y cuenta nueva, y lo que tenemos hoy es sin exagerar ¡demasiado bueno!… imposible no compartirlo con otros. De hecho ir contando nuestra historia a otras parejas, amigos y conocidos y ver lo inspirados y retados que han quedado, ha sido la manera como Dios ha ido plantando la semilla de querer compartir nuestra experiencia con otras personas.

Exponemos nuestra intimidad y compartimos nuestra vida,  porque nos dimos cuenta que hay muchas razones por las cuales vale toda la pena del mundo hacer las cosas a la manera de Dios y esperar hasta el matrimonio para el sexo.

Deseamos a todos que el verdadero amor y su fuerza los acompañe

Ver nuestro canal

advertisement

Síguenos

Pin It on Pinterest

Share This