Seleccionar página
Todos tenemos un par de amigos Timón y Pumba: divertidos, auténticos, disfrutan la vida con mucho o poco y se nos pasa el tiempo junto a ellos sin preocuparnos por nada.

“Hakuna Matata” es su lema, porque viven para vivir la vida sin preocupaciones, lo cual suena fantástico. Sin embargo el problema es cuando eres Simba y tienes amigos que te llevan a vivir “sin preocuparte” corriendo el riesgo de vivir alejado de tu verdadero propósito.

Si estás leyendo esto entonces eres un Simba: estás llamado a gobernar, estás llamado a ser un rey o una reina y te garantizamos que tienes un verdadero propósito.

La mayoría recordamos la película del Rey León con gran cariño por su historia, escenas y personajes, que con su gracia, carisma o impacto emocional lograron grabarse en nuestros corazones. ¿O no se te escapa la lágrima del ojo recordando a Mufasa?

 

El problema no es tener amigos como Timón y Pumba. El problema es tener amigos que te lleven a vivir alejado de tu propósito

Pero una de las cosas más recordadas de la película son ese par de personajes que se robaron gran parte del show: Timón el Suricato y Pumba el Jabalí, así como su icónica frase-canción “Hakuna Matata”.

Dos palabras que hasta ese momento no existían en la RAE, de repente se grabaron en nuestras mentes con un significado contundente: “Sin preocuparse es como hay que vivir”. Desde entonces es casi que un anhelo universal para aquellos que desean una vida libre de cargas, responsabilidades o afanes. El anhelo de una vida “Hakuna Matata”

No tenemos nada en contra de Timón y Pumba, de hecho creemos que todos necesitamos aunque sea un amigo así. Pero el problema es cuando ese tipo de amigos, nos motivan a vivir una vida sexual fuera de cualquier responsabilidad y sin ningún tipo de preocupación por las consecuencias de como decidimos vivirla.

El lado oscuro de Timón y Pumba es que en principio, son un par de animales sin propósito

El lado oscuro de Timón y Pumba es que son un par de animales sin propósito y aunque no pretendemos decir que tus amigos son unos animales, si tienes amigos sin propósito deberías empezar a ver cual animal jala más a cual animal porque como diría el sabio salmista del rap “O eres de los que presionan o eres la presión del grupo”

Los amigos “Hakuna Matata” te dirán que puedes vivir una vida de fiestas y excesos sin preocuparte por tener límites; te dirán que puedes tener sexo cuando quieras con quien quieras porque es parte de vivir tu libertad; te dirán que el placer sexual no trae consecuencias en el futuro porque lo importante es vivir el presente; te dirán lo que mucho del mundo grita hoy “eres libre para disfrutar tu sexualidad como te plazca” libre para vivir la vida “Hakuna Matata”.

La gran ironía de “Hakuna Matata” es esta: Hacerte creer que puedes disfrutar tu libertad sexual sin límites ni responsabilidades, cuando la verdad es que si no pones límites ni entiendes la responsabilidad de como llevar tu vida sexual, tarde o temprano tendrás que asumir las inevitables consecuencias.

La mentira de “Hakuna Matata” es hacerte creer que puedes disfrutar tu libertad sexual sin límites ni responsabilidades

Desamores, frustraciones, enfermedades, embarazos no planeados, culpas, engaños y vidas sin propósito son algunas de las consecuencias de vivir la vida “Hakuna Matata”. La verdad es que ese tipo de vida no se disfruta, vivir esa vida al final no tiene nada de divertido.

Pero tal vez el problema más grande es que vivir ese estilo de vida es en realidad un escape a las responsabilidades que tienes con tu destino. En la película, Simba huye de su hogar para vivir con sus nuevos amigos la vida “Hakuna Matata” y aunque tal vez lo hace por causas razonables, (prácticamente huye para salvar su vida) el reino que él estaba destinado a gobernar sufrió las consecuencias de su decisión.

Puede que no te importe lo que otros piensen de como decides vivir tu vida sexual, pero eso no evitará que sean las personas más cercanas a ti las que terminen sufriendo por tu decisión de vivir y actuar sin asumir responsabilidades que son solo tuyas.

Al igual que Simba, todos estamos llamados a gobernar y a tener influencia sobre algo, una familia, una empresa o un grupo de amigos. Pero cuando eres tú el influenciado por los amigos “Hakuna Matata” no solo huyes de tu responsabilidad, tu posición y tu identidad, sino que también dejas de gobernar lo más importante: a ti mismo.

Cuando eres influenciado por amigos sin propósito, dejas de gobernar lo mas importante: a ti mismo

Video Relacionado

Por favor no salgas corriendo a romper la amistad con los Timón y Pumba de tu vida. El Rey León es la historia de alguien que a pesar de huir de su propósito, regresa a enfrentar su destino y a reclamar su posición en el reino. Lo mejor que puedes hacer por tus amigos es dejar de huir de tu propósito, reclamar tu posición como rey, gobernar tus propios impulsos e inspirar a tus amigos con tu ejemplo, para que ellos deciden también vivir su vida sirviendo a un propósito mayor que su propia satisfacción personal.

Eso es lo que hace Simba con Timón y Pumba, lo que hace un verdadero amigo: inspirar a sus amigos para que encuentren el verdadero propósito de sus vidas.

Tal vez tienes que evaluar si ya es hora de dejar de huir. La vida loca, los excesos, los placeres sexuales y la permisividad sin control son solamente la excusa para escapar de quien verdaderamente eres.

Pero además recuerda que si quieres disfrutar y vivir el sexo al máximo sin preocuparte, tendrás que ponerles límites, ser responsable con tu sexualidad, vivirlo en un contexto de fidelidad y bajo un pacto más allá de lo físico y carnal. Y todo esto solo sucede cuando te casas, solo ahí vives el sexo de verdad, o por lo menos el que de verdad significa “Hakuna Matata” porque lo puedes disfrutar sin el afán de las  preocupaciones que el sexo fuera de la bendición de Dios trae consigo.

Estás llamado gobernarte a ti mismo, a luchar por tu propósito y a tomar tu lugar en el ciclo de la vida, pero recuerda que no disfrutas de ella al vivirla como lo haría un animal sin propósito, si no como lo haría un rey llamado a ocupar su trono en el reino.

 

(Inspirado del libro Hombre de Reino de Tony Evans)
¿Se puede disfrutar de sexo sin preocupaciones fuera del matrimonio?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver nuestro canal

advertisement

Síguenos

Pin It on Pinterest

Share This